Las 3 estrategias de Huang Shigong en marketing

Las 3 estrategias de Huang Shigong en marketing y negocios

Comparte

4 minutos

Después de analizar varias estrategias de Sun-Tsu respecto a marketing y negocios, seguimos con las tres grandes de Huang Shigong.

También es un libro de estrategias de combate chinas inspiradas en las campañas del general Zhang Liang, considerado uno de los «tres héroes» de la dinastía temprana Han.

El general Zhang ayudó a defender exitósamente la dinastía Han de enemigos y topos dentro del propio imperio.

1. Combina actitudes suaves y duras

El libro menciona que es importante combinar actitudes benevolentes con otras intimidantes de acuerdo a lo que es apropiado.

Asumir esta combinación de actitudes ayuda a que «nadie te tome la medida» como alguien más benevolente que intimidante o inspires un reino de terror intimidando de más.

En la estrategia de marketing, existe la actitud dominante hacia el nicho, la cual es la estrategia que todo negocio moderno debería abordar cuando emprende en mercados ya establecidos.

Dominar el nicho es una estrategia popularizada por Procter & Gamble que enfoca cada uno de sus productos a un nicho, lo que sienta las bases de que puedan crecer a como han crecido, acumulando varias marcas multimillonarias.

En el lado benevolente tienes el que, mientras proteges tus intereses, también reconoces que el mercado se beneficia más como un todo cuando existe competencia.

Un negocio en medio de la nada no es igual de bueno que un negocio entre otros 10 similares y complementarios. De ahí vienen los mercados. Atraen más compradores entre todos y generan la posibilidad de riqueza para todos.

Asimismo las marcas deben tener los intereses de sus asociados en cuenta para que estén motivados a promoverla. A fin de cuentas este es un negocio y el único deber del producto es que se venda bien dejando buenos márgenes para todos, y a los consumidores satisfechos.

2. Actúa de acuerdo a las circunstancias actuales

Este es un fallo que cometen cantidad enorme de emprendedores.

Basan una mala experiencia pasada para decidir no hacer algo similar, de sentido común, ahora.

«Ya hemos intentado hacer publicidad aquí antes, sin éxito», dicen.

Pero no se dan cuenta de que las circunstancias cambian.

El libro sugiere que evitar reaccionar en base a la imaginación, memorias del pasado o hábitos adquiridos en otras circunstancias.

Debes confiar en la observación y la percepción y estar dispuesto a modificar tus planes en cualquier momento.

Esta es una lección interesante que se relaciona con el famoso libro de Los Cinco Anillos del samurai Miyamoto Musashi que dice:

Debes entrenar día y noche para poder tomar decisiones rápidas.

Miyamoto Musashi

Si lees biografías de los grandes empresarios, seguro sabes que personas como Andrew Carnegie, Henry Ford y Napoleon Hill hablan de «tomar decisiones rápidas y nunca cambiar de opinión» porque su conocimiento y experiencia en el juego les ayuda a tomar decisiones adecuadas en el momento y corregir en base a lo que sucede, siempre apalancándose en sus decisiones actuales.

Todo esto dentro de un contexto estratégico que de nuevo Miyamoto lo define mejor que nadie:

El principio de la estrategia es el conseguir una cosa, de modo que permita conseguir otras mil cosas.

Miyamoto Musashi

Cada decisión sirve de plataforma para algo más en el futuro. La experiencia de entrenar «día y noche» te permite comprender los beneficios directos e indirectos de tus decisiones, que muchas veces se repiten.

Por ejemplo, el cómo hacer publicidades de Facebook hoy en día para diversas entradas a tus embudos de conversión, o cómo hacer contenidos en tu sitio web que atraigan la atención hoy en día. Antes el clickbait funcionaba casi siempre, ahora depende, las circunstancias cambiaron al tantas plataformas abusar de esta estrategia.

La genialidad del combate viene entonces de tener este pensamiento superior sin prejuicios de la imaginación (incluyendo miedos percibidos pero no reales), memoria, y de hábitos irrelevantes. Esta es la gran lección de la segunda segunda estrategia.

3. Emplea solo al capaz

Debes conocer a las personas.

Alguien capaz es alguien que conoce y tiene experiencia en algo.

Ya lo dice esa definición del experto de que es «alguien que ya ha cometido todos los errores posibles en un área muy específica de conocimiento».

Irónicamente, el capaz no siempre es alguien confiado en sus capacidades. De hecho, los inteligentes suelen ser desconfiados en sus habilidades, porque entienden bien los riesgos.

Así que tener a alguien con miedo a fracasar y que te hace ver varios escenarios a considerar, es alguien que probablemente se prepara mejor que otros.

Sin embargo, en ventas funciona justo lo opuesto. La confianza y el entusiasmo son una mancuerna irresistible. Si no confías en que tu producto o servicio funciona, porque funciona, entonces el proceso de ventas sufrirá en producir los resultados que necesitas para tener éxito.

Emplea al capaz, ayúdale a ser mejor creando plataformas donde puedan desarrollarse y crecer como profesionales.

La mente inferior da resultados inferiores

En este nuevo reporte, te comparto qué es lo que separa al empresario americano del mexicano (y latinoamericano en general) y cómo competir más a nivel, indistintamente de si los dos están bien o no tan bien financiados.

Suscríbete ahora (es gratis) para acceder a este reporte de 21 páginas.

Artículos relacionados:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *