flash deals ofertas relampago

Táctica de marketing para ecommerce 1

Comparte

2 minutos

Se hizo popular después de la crisis de 2009, y hasta hoy se mantiene relevante.

Los mercados siguen conductas.

Las conductas de los mercados generalmente caen en alguna de estas tres categorías:

  • Son optimistas
  • Son desconfiados
  • Son pesimistas

Después de una crisis naturalmente la brújula marca entre pesimista y desconfiado.

Entonces, se usan herramientas para incentivar el optimismo.

Una de ellas es el crédito y los productos financieros. Las empresas capaces de contar con sus propios productos financieros y atarlos con programas de lealtad ven muchos beneficios al retener a sus clientes y así aumentar su valor de vida.

Entonces vemos la unión de finanzas y marketing.

En particular, el marketing es muy útil para cambiar conductas.

Si el mercado está pesimista o desconfiado, entonces haz promociones atractivas para motivar la confianza.

Y esto nos lleva a la primera de esta serie.

Ventas flash (u ofertas relámpago)

En Estados Unidos hubo un boom de tiendas virtuales que centraron su modelo de negocios en las ventas flash y fueron muy exitosas. Aún hoy muchas se mantienen a flote usando esta misma estrategia de marketing.

Aunque no siempre es fácil prosperar usando solo esta estrategia, es una excelente estrategia para tener en tu arsenal para usar como complemento a otras.

Las ventas flash son básicamente ventas a descuentos, pero sin expectativa. No se anuncia la promoción específica de antemano, solo el programa de ventas flash.

En cualquier momento eliges algún(os) producto(s) y les pones descuento y un reloj con cuenta atrás. Puedes elegir 24 horas, más o menos. No hay reglas mas que las que definas tú mismo.

Entonces toda la gente que compre este producto mientras el reloj sigue contando, pues obtiene su descuento.

Esto incentiva particularmente a las ventas por impulso y agranda la orden promedio de compra cuando tienen otra razón para ir a tu tienda, ven la oferta flash, y se van con el producto por el que fueron y el producto que les gustó de la oferta.

Bonos flash (o bonos relámpago)

Por algún motivo, los descuentos son una noción muy atractiva para muchos comerciantes. Sobre todo aquellos que no les gusta mucho usar energía para vender sino que prefieren que el cliente use la suya solo para comprar.

Un Rolls-Royce no se vende solo.

Todo buen producto que añade valor requiere de un buen pitch de ventas.

Entonces aquí la idea es hacer lo opuesto de la flash sale, un bonus sale.

Aquí añades extras a un producto ya sea gratis o con descuentos, sin reducir el precio del producto original.

El resto se mantiene igual, se le pone una cuenta regresiva.

En particular hacer promociones de bonos flash no solo puede ayudarte a vender más, también puede darte indicios de aceptación de nuevos productos, darte pistas sobre si subir o no el precio, crear nuevos paquetes de productos o servicios, y modificar ofertas para obtener mayores ganancias.

Los descuentos en el producto principal atraen gente que buscan precio. Pero los descuentos en productos secundarios y no en el principal, atraen más gente que buscan valor.

El cómo lo implementas, ya depende de tu creatividad como comerciante.

Nos vemos a la próxima

¿Haz usado esta estrategia, así sea como cliente? Comparte tu experiencia abajo.

Artículos relacionados:


Comparte