Cómo hacer una empresa como Apple

Cómo hacer una empresa como Apple

Comparte

8 minutos

Alguien me dirigió la pregunta en Quora y esta es mi un tanto largo respuesta.

Puedes ver (y votar) la respuesta en Quora.

Primero hay que entender qué separa una empresa millonaria de una empresa billonaria y luego tenemos que ir a los ingredientes de una empresa top 10.

Tener una empresa millonaria es más fácil de lo que crees. De hecho, puedes tenerla simplemente siguiendo fórmulas.

Claro, requiere trabajo duro y hay riesgo, pero generalmente es muy manejable, pues una empresa millonaria no hace o mueve productos cambiando paradigmas, simplemente hace o mueve productos que generan buenos flujos de efectivo.

Tres ejemplos:

(1)  Al invertir y administrar bienes raíces, puedes llegar a tener un portafolio de millones simplemente si conoces bien el mercado y te esfuerzas lo suficiente. Una vez que te familiarizas con los métodos, puedes repetir la fórmula hasta tu satisfacción, y con más experiencia y capital, más riesgos calculados podrás ir tomando hasta convertirte en un gigante de los bienes raíces.

(2)  En Estados Unidos, desde aproximadamente 2014, Amazon empezó a ofrecer servicios de gestión de pedidos para cualquier vendedor al pagar una mensualidad realmente bastante accesible. Algunos movieron sus negocios rentables de drop-shipping a la plataforma y vieron resultados espectaculares. Claro, el tráfico que tiene Amazon es simplemente monstruoso. Pronto estos emprendedores empezaron a correr la voz y empezó la horda a seguirlos, y si pagabas un par de miles de dólares para asistir a cursos de “saber cómo”, podías hacerlo tú también. Así lo han hecho centenas o quizás miles de emprendedores millonarios.

(3) Un diseñador web, también de Estados Unidos que sabía marketing de respuesta directa, encontró una forma brillante y sencilla de encontrar clientes potenciales con carteras grandes, y empezó a ofrecer sus servicios. Básicamente eran personas que gastaban dinero en métodos obsoletos de publicidad. 
Con un pequeño equipo, en menos de dos años ya estaba ingresando sobre el millón de dólares con unos pocos proyectos. Hoy en día ya tomó bastante popularidad y es quien hace los sitios web de varias personalidades en la categoría del marketing por Internet. Si visitas el área de Freelance en Reddit, verás este y muchos otros métodos.

Así hay montones de ejemplos con todo tipo de negocios, simplemente aprendiendo una fórmula probada y repetible de alguien que la utiliza y trabajando duro con la metodología hasta que la haces tuya y obtienes el éxito.

Tener una empresa billonaria es otra historia

La forma “fácil” es simplemente siguiendo una fórmula de empresa millonaria, en un mercado de alto crecimiento y encontrar la forma de crecer hasta pasar el umbral de las diez cifras.

Para eso requieres mucha determinación, un gran equipo de gestión y liderar una empresa en potencia muy grande en recursos humanos que implica márgenes algo bajos.

Cantidad de billonarios al 2016. Asia lidera con 841, Estados Unidos con 540, Europa con 509, el resto de América con 134 y el Medio Orienta y África con 120.
Cantidad de billonarios por región al 2016.
Ver su artículo (en inglés).

El problema: la forma que te lleva al top 10 no va por ahí.

Sí, necesitas esa misma determinación y trabajo, pero también algo más. Algo muy especial.

La forma de las empresas billonarias top 10 que muchos admiramos tienen, de hecho, ingredientes contraintuitivos.

Para empezar, requieres de una enorme dosis de suerte. No tanta como para ganar la lotería, más ahora que hay muchos más billonarios que hace solo diez años, pero sí una dosis grande.

Varios billonarios, incluyendo Bill Gates, Steve Jobs y Mark Cuban reconocen a la suerte como un gran factor de su éxito.

Obviamente no es el único factor, pero sí es un factor. Mark Cuban es quien lo explica más elocuentemente. Dice, “para ser billonario requerí mucha suerte. Si volviera a empezar y sin esa suerte, muy probablemente me habría hecho millonario, pero no billonario.”

Ver artículo de CNBC en inglés para más.

La vida es mitad suerte.

Mark Cuban

Esta suerte viene de la serendipia, de que “los planetas se alineen”. De que tu proyecto de emprendimiento, tan ridículo como pueda parecer, como el rentar un cuarto de tu casa a un extraño, pueda tener una enorme tracción y convertirse en un fenómeno global.

Tienen que pasar varias cosas a la vez para que algo así suceda.

Primero, debes tener algo genial y único qué ofrecer

Usualmente inspirado en una gran visión. Incluso Walmart cuando empezó el camino de ser billonaria después de la muerte de su fundador, era un concepto innovador.

Necesitas la suerte de que el mercado en el que estés no solo sea de alto crecimiento, sino más aún, un mercado insaciable. Debe haber un hambre constante que mucha gente tiene y que nunca supo realmente cómo satisfacer, un hambre motivada en la molestia de pensar “debe haber una forma mejor de hacer las cosas”, incluso cuando ya encuentra una mejor forma de hacer las cosas.

De ahí viene que la gente diga, “¡nunca he visto algo así, pero lo NECESITO en mi vida YA!”

A la vez, el mercado debe estar listo para adoptar tu propuesta.

Si es tecnológico, deben tener la suficiente comprensión general de la tecnología para poder valorar su utilidad. Si no es tecnológico, debe tener las suficientes rutas de suministro y promoción para poder atender el crecimiento y llegar a la gente.

Necesitas a la vez que el entorno económico sea más que favorable.

¡Necesitas gente con dinero para gastarlo contigo!

La fila fuera de la tienda de Apple en Munich es impresionante.
Munich tras el lanzamiento del iPhone X, 2017

Necesitas dinero motivado en tu oferta genial porque ve una utilidad mucho mayor que en otras opciones. Apple por mucho tiempo, durante la gestión de Steve en sus primeros años, batallaba por economizar sus productos. Sin embargo, a pesar de ser costosos, se vendían. La ironía es que ahora es todo lo opuesto, ¡son caros por puritito gusto!

Y no solo en la cuestión de clientes con dinero, sino que el entorno económico debe ser alentador para que inversionistas de alto riesgo quieran traer tu cama a su casa y acostarse contigo.

Ese entorno es bastante orientado en tendencias, en mercados con excelentes proyecciones de impacto (a veces sin siquiera tener buenas ventas como Twitter y Medium) y en lo que miran a sus rivales invertir.

Así, te comparto doce lecciones para lograr una empresa tan grande como Apple:

  1. Que la esencia de tu negocio no sea igual a la de los rivales, necesitas una perspectiva única y pasar por el proceso natural de maduración, refinando tus métodos conforme creces.
  2. Tienes que fascinar a tus clientes como Disney/Marvel lo hace con niños y adultos con sus historias y parques. Eso implica controlar la experiencia al detalle, como una dominatrix a su esclavo.
  3. Tienes que estar en un mercado de alto crecimiento, idealmente sobre el 10% anual.
  4. Tu marca es tu religión. Necesitas construir una marca potente que se controle minuciosamente. Así que estate listo para entrar en terrenos pantanosos y con estar listo, me refiero a que tengas buenos abogados. Apple busca controlar la experiencia al cliente a niveles incluso ilegales y moralmente cuestionables (tengo otras respuestas que abordan esto).
  5. “Dar pasos largos es más fácil que dar pasos cortos”. Encontrarás más y mejores ayudas cuando tienes grandes planes.
  6. Necesitas encontrar una forma de crecer geográficamente una vez que dominas un nicho en un mercado semiglobal. Amazon y Apple dominan en ventas en América y Europa, pero en Asia prácticamente no existen.
  7. Crecer horizontalmente. Haces un ecosistema de productos diferentes pero relacionados. Así como Microsoft tiene Windows, Office y xbox, Apple tiene las computadoras, sus teléfonos, su enorme tienda virtual de software y demás.
  8. Tener incentivos de gobierno por crecer no te viene mal. Por ejemplo, este 2018, la ciudad de Nueva Jersey anunció un paquete de $7 mil millones en incentivos fiscales para atraer a Amazon a la ciudad
    ¡Véngache pa’ca!
  9. Necesitas ambición. Mucha. Asimismo, acompañada de astucia de saber cuál es la siguiente gran meta a través de un fino sentido común. Ni Amazon ni Apple comenzaron soñando ser lo que son ahora. Una simplemente buscó hacer la “computadora perfecta” y la otra en poder hacer un mercado secundario de venta de libros usados a nivel nacional.
  10. Estar en el lugar correcto. Es solo una empresa de este tamaño la que viene de una economía no top 10 del mundo (Samsung – de la 11ava). Así que si tu país está en el top 10, tienes muchas más esperanzas. 
    Aunque tampoco veo probable que una empresa de India (#6) o Brasil (#8) se haga un exitazo en Estados Unidos, pero todo puede pasar.
  11. Tienes que estar acorde a la visión del futuro de los inversionistas. Si ellos no ven futuro en la industria, no tendrás una empresa tan grande como Apple. Así que necesitas dos cosas, que los inversionistas lo vean y segundo, que tengan razón.
  12. ¿Bueno y creías que el crecimiento horizontal es suficiente? También lo tienes que hacer en vertical. Apple al convertirse en una empresa trillonaria,atiende a un mercado global lo más general posible. Esa es la explicación de por qué abandonó la innovación como bandera y se enfoca en mejoras incrementales (como las automotoras). Así, tiene productos para especialistas, pero también tiene otros (que irónicamente cuestan tanto o más) para consumidores genéricos con dinero. De ahí la motivación de hacer sus propias tiendas y todo. ¿Qué mejor que controlar toda la cadenaeliminando intermediarios y convertirte en tu mismo intermediario y no dar ahorro alguno al cliente? A eso le llamo una misión.

Esta última lección debe decirte algo importante

La forma en que comienzas tu gran empresa no es necesariamente sigue la misma línea cuando sea un monstruo. Amazon, por ejemplo, no solo compite con Walmart en la venta “de todo”, sino también con Microsoft en el mercado de infraestructura de nube y con Netflix en el mercado del streaming de series y películas.

Algo similar hizo Walmart para seguir creciendo ante la pérdida que le trajeron las compras por Internet, tuvieron que cambiar la esencia de su marca tanto en tiendas como en su punto com.

Asimismo Disney al salirse de las princesas y de matar animales en sus películas para extenderse con Marvel y Pixar.

Asimismo Google al extenderse de AdWords basada en palabras clave a la red de display e IA que implica saber todos nuestros datos.

Asimismo Microsoft al ser LA empresa monopolista a ser ahora la nueva empresa bandera pro-código abierto del mundo que explora la idea de ya no vender Windows, sino rentarlo.

Asimismo Coca-Cola al expandirse fuera del mundo refresquero y convertirse en una empresa “enfocada al impacto” con tés, jugos y agua. Mucha agua.

Asimismo Samsung que este 2018 le importan poco más que un carajo los celulares (y por lo tanto su innovación ahí bajó bastante y sus ventas también) y mejor prefieren hacer procesadores para móviles (un negocio que no pudo aprovechar Intel). Lo que es un hecho es que Samsung ni siquiera ve a los teléfonos como uno de sus ingresos principales. Así de grande es.

Lo que sí te digo es que posiblemente en 2019 Samsung redefina el concepto de “flip phone” (teléfono replegable o doblable) con la noble misión de alcanzar el teléfono que supere el umbral de los $1,500 USD.

Recuerdo reviviendo un curso que tomé hace unos ocho o nueve años cuando Amazon presumía ser “la tienda de libros más grande del mundo”.

En el camino habrán cambios y muchos desafíos. Pero eso sí, una visión clara. El reto es mantener a la marca consistente con esos cambios, mientras vuelves a tu empresa en el equivalente de una economía nacional top 20 del mundo. Ahí la importancia de la visión clara.

Amazon y Apple, cada una, valen lo que el PIB de México. Es decir, ¡juntas son dos Méxicos! Así que quienes querían que “Estados Unidos invada México”, pueden mejor ir pensando en algún tipo de trueque con Apple o Amazon y ¡pum! Envíos garantizados a dos días a todo México a quienes paguen impuestos.

¿Qué te parece la idea?

Artículos relacionados:


Comparte