Todos los secretos de marketing en una frase

Todos los secretos de marketing en una frase

Comparte

4 minutos

Abre la caja de Pandora del marketing al repetir esta frase tres veces.

El marketing es un proceso, y como proceso tiene partes. Conoce todas las partes al explorar la idea más fundamental del marketing.

Empecemos haciéndonos una simple pregunta:

¿Por qué hacemos marketing?

¿Lo hacemos para conseguir clientes? ¿Para dar a conocer nuestro producto? ¿Quizás para distribuir productos hacia las zonas de clientes que más los compran?

Estas y muchas más preguntas tienen una simple respuesta: sí, sí y sí.

Ese es el problema del marketing. Es una idea tan extensa que no podemos decir que el marketing ayude a hacer solo una cosa. De ahí salen los “cien tipos de marketing” que oímos, siendo “el marketing de redes sociales”, “el marketing de video” y el “marketing de contenidos” solo tres formas muy populares.

¿El marketing de redes sociales sirve para conseguir clientes o para dar visibilidad a productos? ¿O quizás a un negocio?

¿Qué tal el marketing de contenidos? ¿Sirve para vender o para dar a conocer y dar servicio?

Si eres como yo, seguro te has llegado a confundir con tanta idea alrededor del marketing y te ha dado pena reconocerlo.

Sin embargo, el marketing sí tiene una simple frase fundamental que sirve tanto al pequeño negociante que busca crear un negocio basado en procesos como a la multinacional que ya no sabe cómo seguir creciendo y por eso utiliza la tecnología para descubrir oportunidades.

Esta frase es:


Encuentra lo que los clientes quieren y dáselos.

Damián Gil

Es una noción bastante sencilla y de sentido común.

Ten cuidado, si le rascas, y le rascas un poco más… ¡la frase puede explotar!

Esta frase esconde todos los “secretos” de la estrategia de marketing y te ayudarán a poner en contexto cada “estilo de marketing” que veas a partir de hoy y encontrar su mejor uso para ti.

La “frase” de Pandora nos muestra:

  • Encuentra una demanda
  • Encuentra la motivación de los compradores
  • Involucra a tu comprador de acuerdo a su motivación
  • Encuentra una solución de ensueño
  • Encuentra la razón de ser de dicha solución
  • Crea o consigue un producto viable
  • Crea una gran oferta alrededor de él
  • Vende todo lo que puedas
  • Ahora que lo vendiste, ¿qué sigue?

Una estrategia de marketing, cuando funciona bien, hace una especie de emparejamiento entre clientes y los productos a través de todo este proceso lógico y secuencial que le hace ver al cliente que ese producto o servicio es bueno para él.

El gran problema es que pocos marketers y negociantes se detienen a pensar en estos puntos, y eso crea problemas de comunicación de valor entre tu comprador y tu producto, lo cual abre la puerta a que compare el producto con otros, decida en base al precio y sienta apatía respecto a tu oferta porque no representa lo que “está buscando” (aunque pueda ser un mero pretexto).

¿En qué se traduce esto? Naturalmente, en menos ventas.

Empareja cada tema con el mejor uso a cada variedad de marketing

Así, puedes usar múltiples herramientas para múltiples objetivos.

Por ejemplo, para encontrar una demanda puedes medir el pulso de cierta conversación en redes sociales, o utilizar las estimaciones de búsqueda e interés de las plataformas publicitarias populares. 

Para encontrar la motivación de tus compradores puedes utilizar encuestas en tu sitio web, con los formularios de Google o en redes sociales. Puedes utilizar videos, si es que tienes una audiencia, o incluso email.

Lo mismo para involucrar a tu comprador. Puedes utilizar lo puesto arriba, más contenidos como tu blog, una serie de publicaciones en Instagram o creando imanes de calificación como un reporte conciso en PDF o compartir una herramienta que le permita atender a su interés fácil y rápido.

Por ejemplo, la audiencia interesada en convertirse en youtuber, tendrá una inclinación natural a un iman de calificación que le de recursos gráficos y animaciones para utilizar en su edición de video para verse más profesionales. O bien, un tutorial sobre cómo utilizar una herramienta para editar, sumado a esos recursos gráficos y animaciones.

Ya vas viendo la idea.

El problema que resuelve el marketing

Es que rara vez un cliente llega a tu tienda con la mente hecha para comprar algo.

“Disculpe, ¿le puedo ayudar en algo?”, preguntaba el vendedor. “No gracias, solo estoy mirando”, respondió el curioso.

En promedio, solo el 3% de compradores están pensando en comprar ya. Esto quiere decir que en una audiencia promedio de cien personas, hay entre 94 y 100 personas que no están pensando en comprar en ese momento en que miran tu publicidad, pasan por tu tienda o se cruzan con tu blog o tus redes sociales.

Por lo tanto, el marketing es un conducto, un camino, una gravitación que busca encaminar a esa audiencia, que puede no estar pensando en comprar, en encaminarlos a considerarlo.

Ahora, cuando veas la próxima gran tendencia de marketing, como el “thick data”, el uso de video en LinkedIn o todavía los bots de chat de Facebook, sabrás integrarlos en el paso más indicado para ti.

¿Qué sigue?

Este proceso que hace el marketing para encaminar posibles interesados en ser compradores tiene una duración variable.

A veces puedes lograrlo por efecto de una sola publicidad (de respuesta directa, si me permites agregar).

A veces requiere más pasos. Una conversación, contenido para mostrarle una solución se realizable (quizás piense en un inicio que no), entrar en un calendario de compras (común cuando vendes a empresas), etcétera.

Para eso está el marketing.

Primero para reconocer ese proceso. Luego para convertir en una persona ligeramente interesada en una persona con deseo de compra. Y finalmente en organizar los recursos en tu negocio para que no solo compre, sino que tenga las ventajas que tu negocio como un todo ofrece. Cosas como servicio personalizado, atención al cliente, entregas y demás.

No estás solo

Si quieres saber más sobre cómo generar demanda, crear ofertas, atraer una audiencia, construir una marca, sin importar si eres un negocio individual o global, puedes comenzar leyendo un poco para aterrizar mejor estos temas, mientras creces tus ventas.

Para eso puedes ver los cuatro libros y empezar con el que más te interese ahora en la página de libros.

No olvides suscribirte, si no lo has hecho. ¡Recibirás más consejos! Empezarás recibiendo tres capítulos gratis de mi más reciente libro Marketing Estratégico.

Ahora es tu turno. Abre tu propia frase de Pandora y coméntame tus experiencias en [email protected] o en Facebook.

Artículos relacionados:


Comparte