40 ideas que puedes robarte de las 4 tendencias económicas que están cambiando el mundo

40 ideas que puedes robarte hoy mismo de las 4 tendencias económicas que están cambiando el mundo

Comparte

6 minutos

Hoy en día se habla de la economía de la atención, la de servicios y otras. Conoce cuarenta formas de sacar provecho de estos grandes progresos económicos.

1. La economia de atencion

La economía de la atención nace con la explosión digital que comenzó en la década de los 90s. Es la que hace que los atletas y artistas pop ganen cantidades obsenas de dinero. La gente les pone atención, pues los observan, comentan de lo que hacen y los influyen.

Esta explosión hizo más accesible a la información tanto en lo portátil como en lo barato.

Al ser la información más accesible, más organizaciones publican fácilmente contenido como artículos de blog, comparativos entre productos, videos, audios, videojuegos, apps, podcasts, reportes PDF, libros, tweets, transmisiones en vivo y demás.

Al haber tanto contenido disponible, éste se democratiza ya que el consimidor elige dónde coloca su atención.

Este contenido involura emocional e intelectualmente a un consumidor y (1) se puede producir una venta y (2) posicionar una marca al mostrar en el contenido el cómo esta marca se valora y cuál es su lugar en la vida cotidiana de una persona.

  1. En tu página “Acerca De” cuenta una historia inspiradora de éxito sobre ti y tu organización
  2. Ofrece paquetes, no unidades
  3. Crea ebooks, reportes PDF y video
  4. Inicia un podcast
  5. Haz video social (Facebook Video, Instagram o Facebook) probando no más de 3 minutos o no más de 15 minutos reseñando o reaccionando a temas de interés popular de tu audiencia
  6. Haz una app con tu blog, podcast, utilería o incluso juego (puede ser patrocinado)
  7. Haz entrevistas
  8. Publica contenido original en otros sitios, incluyendo plataformas sociales como YouTube y Twitter
  9. Haz relaciones públicas, aparece en medios
  10. Asocia tu marca con algún tema de entretenimiento popular

2. La economía de servicios

Ahora que vivimos en un entorno donde se valora el conocimiento sobre el trabajo físico.

Si sabes hacer cosas geniales, como crar un espacio cómodo para convivir (Starbucks), dar un servicio muy superior al estándar (Zappos) o incluso hacer mejor publicidad que cualquier otro en la categoría (Librerías Gandhi), utiliza este conocimiento para ayudarte a crear una oferta más atractiva y vender más… o como también decimos, “agregar valor”.

La economía de servicios es una que ha reemplazado a la economía de producción en los países desarrollados. En el “nuevo orden”, la producción se pasa a países cuyos sueldos son menores para reducir costos y los países más desarrollados los utilizan como base para crear su oferta diferenciada.

Dentro de la economía de servicios encontramos también a los “mercados secundarios”. Estos son mercados que se basan en los productos de un mercado primario, pero está exento de las responsabilidades, regulaciones o limitaciones que tiene el mercado primario (aunque pueden tener también sus propias regulaciones). Por ejemplo, toda la venta de autos usados es un mercado secundario a la venta de autos entre agencias y clientes. Otro ejemplo es que en el mercado de valores un cliente compra acciones de una empresa (mercado primario), pero las instituciones financieras crean nuevas herramientas para invertir con más riesgo y posibilidad de retornos, invirtiendo en estas mismas acciones, sin comprarlas realmente.

También la economía de servicios es la que permite la globalización. Podemos servir a nuestro mercado y a mercados extranjeros. Es común, por ejemplo, que las empresas americanas tengan soporte a cliente basados en empresas hindúes, atraídos por sus bajos costos y buen nivel de servicio en general.

  1. Ofrece consultoría local o internacional
  2. Atiende las necesidades de la cadena de valor de otros negocios
  3. Revisa qué aspectos de tu propia cadena puedes eficientar o actualizar usando los servicios actuales de alguien más
  4. Ofrece productos como un servicio al suscribir a clientes a él, de modo de que hay perioricidad de entrega
  5. Desarrolla tus propias infraestructuras económicas
  6. Mejora la atención del servicio al cliente dando seguimiento a problemas, responsabilizando al personal de contacto de su solución y buscando una solución inmediata
  7. Utiliza la publicidad no como un megáfono, sino como un mecanismo para dar servicio de pre-venta
  8. Mejora tus ofertas de productos incluyendo más servicios, como instalaciones, mantenimiento, guías de consumo, cursos en línea y materiales para su mantenimiento
  9. Utiliza los datos para conocer los intereses de tu audiencia (si tienes presencia en linea, checa Google Analytics en tu sitio web, Facebook Insights si tienes una fan page u otro similar para conocer los perfiles de las audiencias que se involucran contigo y el contenido mismo que más les atrae
  10. Da seguimiento de ventas con un sistema de email marketing

3. Economía de posición social

Maslow lo dijo desde hace muchos años con su famosa pirámide. Nuestras necesidades de supervivencia son las más elementales y sobre ellas, existen muchas más como el tener un empleo seguro, tener una buen nivel socioeconómico, encontrar pareja, pertenecer a grupos, realizarte en tu campo profesional y demás.

Dicen también que el “hombre no trabaja por dinero, trabaja por una mejor posición social.” Yo suelo decir que es la industria del estilo de vida, pues nos gusta invertir tiempo y dinero en aquello que nos fascina, nos acomoda, nos sorprende y nos emociona.

Y es que las relaciones entre todos como sociedad son los que hacen que valoremos lo que valoramos como lo valoramos.

Una persona no se define a sí misma por su sueldo sino por sus pasiones y la huella que deja en quienes se rodea, ya sea en persona o no. El sueldo está en función de esto y si pudieramos tener la posición social que quisieramos sin requerir dinero, incluso lo abandonaríamos.

  1. Invierte en dar una imagen de marca atractiva para tu audiencia objetivo
  2. Crea contenido especialmente para esta audiencia
  3. Crea grupos de interés en redes sociales como Facebook o LinkedIn
  4. Relaciona tus productos y tu marca a los eventos que interesan a tu audiencia
  5. Define tu propia aspiración como consumidor de tu marca y define qué valores lo representan, luego utiliza esos valores para “colorear” tu contenido (entre menos valores, más notorio será su significado), por ejemplo Spotify relaciona su servicio con, “diversión”, “gratuitidad” y “útil”, y en base a esto, sus ofertas como la prueba gratis ilimitada atrae muchos nuevos clientes
  6. Crea ofertas donde se incluya apoyo al medio ambiente o a una causa social
  7. Crea un entorno de trabajo familiar, el líder es como el papá o la mamá, y sus empleados directos son sus hijos (la visión de liderazgo de Simon Sinek)
  8. Relaciona tus productos y servicios a las apiraciones de tu audiencia, sobre todo en tu publicidad
  9. Ubica tu marca (y tu marca personal) en el contexto social donde prefieras ser ubicado
  10. Define los estándares mínimos de calidad que tus productos o servicios deben de satisfacer, entre más altos, mejor, pues vivimos en una economía donde el “lujo accesible” está creciendo como mega-industria

4. Economía de la eficiencia

La economía de la eficiencia abarca tanto el consumo personal como a la industria.

Las dos últimas revoluciones industriales ya no tratan de un antes y un después como las primeras dos. Con la automatización y la información que caracterizan a las dos últimas revoluciones, el enfoque es el hacer más rápido, más barato y más fácil.

Por ejemplo, en los últimos 20 años hemos visto que la infraestructura que soporta las comunicaciones móviles, como el Internet y las redes de datos GSM, 3G y 4G han bajado de precio dramáticamente y a la vez también hoy son mucho más veloces.

¡Esa es la eficiencia en acción!

La eficiencia trata por mucho sobre reducción de costos, aunque también se puede generar nuevos argumentos de ventas que ofrezcan cosas nuevas, la creatividad es clave aquí.

  1. Reevalúa tus costos productivos y busca mejoras, quizás hay nuevas máquinas u organizaciones las cuales puedas transferir parte de tu producción reduciendo costos
  2. Recaba datos de tus esfuerzos de producción, marketing/ventas y desempeño organizacional clave (KPIs) – publica esos datos para que todos los puedan ver, motivarse con sus propios resultados y encontrar soluciones cuando los datos están lejos de los objetivos
  3. Automatiza parte de tu proceso de marketing utilizando herramientas de seguimiento como email marketing y publicidad de retargeting/remarketing (son muy similares pero no son exactamente lo mismo)
  4. Usa la información para encontrar los intereses de tu audiencia, el cómo prefieren consumirla y armado con esto, elabora contenidos a sus problemas que tus productos resuelven – estos problemas pueden ser desde el simple aburrimiento hasta la pérdida de dinero por ser víctima de un fraude corporativo
  5. Utiliza las últimas herramientas de comunicación para abrir nuevos canales de servicio al cliente
  6. Adopta la “economía circular” donde recuperas tus productos viejos para usarlos como materia prima para nuevos productos en lugar de la líneal tradicional donde los clientes solo desechan sus productos. Este modelo es atractivo para hacer una suscripción o para vender nuevos productos a descuento incentivando que los clientes vuelvan a comprar.
  7. Si aún no la tienes, crea una base de datos de tus prospectos y clientes y segmentalas de acuerdo a su comporamiento como volumen de compra, producto comprado, frecuencia y hasta geográficamente si tienes esa información para encontrar “segmentos calientes” a los cuales promover nuevas ofertas o mejorar las existentes
  8. Vende por Internet. Tener una tienda virtual es un excelente añadido a cualquier tienda física. No todo el comercio electrónico requiere que envies a domicilio, puedes también simplemente apartar el producto para que se recoja en tienda.
  9. Utiliza los medios digitales más populares donde esté tu audiencia. Tener contenido listo y disponible en estas plataformas da soluciones inmediatas a tu audiencia, y eso les gusta
  10. Hablando de soluciones inmediatas, enfoca tu marketing alrededor de la “gratificación instantánea”. El entorno en el que vivimos actualmente permite un dar y recibir inmediato. Por ejemplo, da el primer mes gratis, ofrece un incentivo inmediato a cambio de una conducta que quieras que el cliente haga. Compromete a una persona simplemente dándole algo que desea al instante que lo acerca a lo que finalmente quiere.

 

Artículos relacionados:


Comparte