Preguntas frecuentes para emprendedores y optimizadores de negocios

El ambiente empresarial no es una ciencia exacta. Las mismas estrategias de negocios no funcionan igual de bien para todos.

Tampoco todos las ejecutan igual de bien. Esto complica la cosa, porque es  donde está el debate de distinguir a un “coach” de negocios estafador de uno genuino.

1. Si sigo tu consejo y NO consigo resultados, ¿de quién es la culpa?

Un estafador te echará la culpa a ti. Dira que no te has esforzado lo suficiente.

El problema del estafador es que vende productos genéricos, más típicamente a la categoría “emprendedora” sin realmente calificar si eres buen prospecto o no en base a tus capacidades y aspiraciones precisas, sino solo apelando a tu deseo de triunfar e inseguridades.

En Empresa En Crecimiento nos enfocamos a atender comercios que venden a un consumidor final, que es donde es más fácil seguir nuestras metodologías fielmente y conseguir buenos resultados.

Si no tienes un negocio orientado consumidor, y tienes digamos, un negocio B2B, aunque los principios siguen en su mayoría siendo relevantes, claro que no será tan preciso como quisiéramos. El ambiente B2B tiene sus propias particularidades, ya que no vendes a un consumidor, sino a un comprador o ejecutivo dentro de alguna empresa, y su perfil no se elabora de la misma forma que al buscar consumidores finales.

Igualmente algunos consejos para generar más negocio tocan el tema B2B, pero solo como oportunidad, sin meternos de lleno a considerarlo todo en este tipo de relaciones porque normalmente requiere más especialización.

Nuestros productos normalmente se refieren al resultado que ofrecen o bien califican los requerimientos (por ejemplo, abrir tu e-commerce de acuerdo a tu habilidad técnica) para que haya buena probabilidad de éxito si es que te identificas con su garantía.

El esfuerzo es conjunto y si te das cuenta rápidamente de que nuestros ofrecimientos no son para ti, se cancela todo y no pasa nada, incluso habiendo devolución si hay la opción. No hay obligaciones como contratos que te obliguen a hacer pagos que no quieres hacer. Tampoco hay humillaciones al decirte que no puedo devolverte nada porque “no le echas ganas”. Si la cosa no funciona, no funciona y ya. Así es la vida.

2. ¿Es fácil y rápido ver resultados con la asesoría?

Aquí es donde hay un gran DEPENDE.

Como muchos productos, una asesoría de negocios es una forma para que tu negocio se transforme a través de tus esfuerzos y capacidad de liderazgo.

La asesoría no se convierte automáticamente en un nuevo procedimiento o “sistema”, en un cambio de cultura en el negocio o en procesos mejorados de negocios de forma automática.

En algunas cosas podremos ayudarte, pero para hacerlo funcionar todo se requiere usar tu autoridad, disciplina y visión. Si tú crees en el proceso tanto como nosotros, se encontrará la manera de hacerlo funcionar y con algo de suerte, obtener mejores resultados que la “media esperada”. Muchas veces se puede comenzar a ver resultados pronto, pero esto no es ninguna garantía, del mismo modo que un médico no puede garantizar que un procedimiento va a funcionar sin contratiempos.

Sin embargo, no todos los emprendedores son así.

Algunos esperan resultados rápidos, cómodos, como si de presionar un botón de tratara.

No es del todo su culpa, la cultura del consumismo ya nos acostumbró a resultados fáciles y rápidos, que el producto es como una píldora mágica. En lo posible y razonable buscamos hacerlo así para no tener que solicitarte muchos cambios en tu conducta o exigir nuevos hábitos. Como a todos, nos gusta que el éxito dependa del nuevo sistema, pero dependiendo de la situación de tu negocio y tu liderazgo es que las cosas fluyan o no. Por ejemplo, hemos tratado con dueños de negocios que dejan que sus empleados controlen la cultura del negocio, y ellos rechazan todos los cambios. El dueño no exige ni usa su carta de autoridad, y las cosas simplemente no ocurrieron. Por lo general evitamos lidiar con gente así.


Solo introduce tu email en el campo de abajo y haz clic en el gran botón rojo:


Tu información se mantendrá confidencial.