Hay que arreglar esto prongo

Tu puntuación fue baja (bajo 45 puntos) pero no te sientas mal.

Un mentor me llegó a enseñar que cuando uno hace un primer esfuerzo, normalmente no dará buen resultado.

Pero desde ahí, solo queda mejorar.

Sin embargo, ¿por dónde empezar?

Es una lección que aprendí a la dura. Uno siempre empieza pensando en el cliente.

Evalúa todo lo que haces día a día y pregúntate:

  • ¿Esto sirve a mis clientes?
  • ¿Esto puede servir mejor a mis clientes?

No importa que sea, así sea llevar las cuentas, si no llevas cuentas claras, no tienes transparencia en precios. Un problema común que ocurre con microempresarios de México es que suelen cambiar precios de acuerdo a sus necesidades. Esto es producto de no llevar cuentas claras contigo mismo de las finanzas de tu negocio que a su vez se deriva de no tener buena planeación.

Nada de esto sirve siquiera al cliente y más aún, si tienes talento, quizás podrías ser un Usain Bolt pero llevar puestos zapatos de plomo y encima con algún clavo salido.

Vamos a resolver esto y pensemos primero en el cliente.

Me encantaría mostrarte cuatro herramientas cruciales y cómo logran que una persona compre, una y otra vez, encantado. Signo de que has hecho todo bien.

Si eso te interesa, por favor escribe tu email abajo para darte acceso más consejos en tu email.

.