Dos tipos de emprendimientos

3 minutos

Iniciar un negocio no es igual para todos.

Conoce las diferencias entre ambos tipos de innovación.

Empezar un negocio parece ser la tendencia más popular de hacer negocios hoy.

Conforme las empresas dan beneficios menos agradables a sus empleados, es común ver que algunos busquen hacer su propia suerte o hacer un negocio conjunto que les de un ingreso extra.

Algunos se van por ideas sencillas, como rentar indumentaria para fiestas, mientras que otros desarrollan algún producto o servicio bien diferenciado, significando un emprendimiento más sofisticado.

En cualquier caso, es fundamental basar el negocio en ventas.

Las ideas que sueles ver en sitios web que enumeran “10 negocios para empezar este 20XX” suelen ser muy vistas, y por lo general, ideas de negocios fácilmente iniciables. Esto significa que es fácil que sumes competencia y también que es más difícil diferenciar el negocio de manera que ganes ventaja.

Veamos los dos tipos de emprendimientos.

Emprendimientos basados en la innovación

Estas son las empresas que solemos ver en las noticias y que muchos hemos llegado a soñar con tener.

Son los Facebook, Uber, Google, Netflix, Amazon y pandilla.

Existen negocios menos conocidos que siguen esta tendencia también, y es por su enfoque al no ser de interés universal. Aquí tenemos muchas llamadas SaaS, o “software como servicio” donde en esencia usas una plataforma de acceso para poder consumir el producto.

La gran ventaja de este tipo de negocios es que técnicamente no suelen ser difíciles de crecer en términos de costos de ventas. Por ejemplo, con tu portal web, usando un mensaje más potente y una buena estrategia de publicidad, puedes adaptarte sin mucha complicación a 100, 10,000 o el millón de clientes. Con esto no quiero decir realmente que sea fácil. Cualquier emprendimiento tiene sus propias dificultades.

Sin embargo, no es lo mismo conseguir algunos ingenieros que ayuden a armar operaciones para soportar dar un servicio a muchos usuarios, que tener que construir una segunda o más plantas de producción.

El crecimiento de estas empresas, cuando se prueba el famoso “fit de producto y mercado” suele ser explosivo. Normalmente este fit se encuentra sobre el millón de dólares de ventas, aunque habrá quien diga un número más alto como diez millones como algunas de las aceleradoras de negocios piden.

También se sugiere que nunca se emprendan este tipo de empresas en solitario ya que suele ser un monstruo difícil de manejar solo. Igual las aceleradoras sugieren equipos de 2 a 6 personas y no más.

¿Por qué no más de 6?

Porque en base a la experiencia, 6 es el número límite que se puede manejar la complejidad de comunicación sin tener que implementar un sistema administrativo. Además de que se sigue sintiendo como un equipo dinámico y motivado a conseguir este fit. Normalmente cuando implementas un sistema de administración, quienes se unen al negocio esperan cierta estabilidad, así que se desmotivarán si ven que aún no “has domado al animal”.

Emprendimientos basados en productos

Aquí tenemos a las empresas tradicionales que buscan ofrecer un producto o servicio.

Materiales de construcción, autopartes, restaurantes, estéticas, barberías, teatros, tiendas detallistas, y cualquier negocio que se concrente en ofrecer un producto o servicio específico y no tanto así ofrezca una plataforma o una infraestructura.

El crecimiento de estos negocios es más lento y normalmente no alcanzan los altos límites de las empresas basadas en la innovación, pero aún así pueden producir suficiente dinero para generar riqueza, si se implementan los sistemas adecuados para crecer. Por ejemplo, sumar puntos de venta, sumar canales de distribución, hacer franquicias, o licenciamientos.

Nada está escrito en piedra

Si bien es cómodo categorizar negocios así para definir dónde ubicar el tuyo, la realidad es que tus idelaes y estrategia comercial pueden mostrar flexibilidad.

Famosamente Apple fue un brillante punto medio entre un emprendimiento de producto y de innovación, especialmente luego de su rescate por Steve Jobs a finales de los 90s, cuando lanzó el iPod para llevar música y la iTunes Store para comprar música.

Puedes empezar en una y a la par ir haciendo la otra, o al revés.

Lo importante es vender y lo que suceda primero será mejor.

Amazon se enfocó en poder vender libros mientras fue desarrollando la plataforma que fue su tienda en línea, su entonces patentada compra en un clic, alianzas con empresas de paquetería, y demás recursos que le permitió convertirse en “la tienda de todo”.

Cuando haces una empresa basada en la innovación, normalmente lo haces con una plataforma o cierta infraestructura que permite incluso a otros negocios generar riqueza fácilmente.

Amazon lo hizo una vez fortaleció su sistema, invitando a empresas basadas en producto a distribuirlos con ellos.

Podemos ver también esto como un producto innovador, y es el hecho de que digamos que es innovador lo que lo pone en la categoría de basado en la innovación.

La naturaleza de tu emprendimiento es relativa a la idea y ejecución que hagas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *