Cómo ser más creativo para resolver problemas

Comparte

4 minutos

¿Piensas en iniciar o crecer tu negocio? ¿Estás aburrido de siempre tener las mismas respuestas en un mundo dominado por ideas nuevas? Este recurso es un ejercicio práctico para desarrollar tu creatividad en los negocios rápidamente, pero hay un costo: tienes que divertirte resolviendo los problemas.

El cerebro es un músculo. Como músculo lo debes entrenar si quieres que sea creativo.

Pensamiento Crítico

¿Puedes resolver este problema?

Cuatro personas deben de cruzar un puente. Ya está oscuro y no cuentan con más que una linterna para ver. El puente no es muy resistente, y solo es capaz de soportar dos personas a la vez. A cada persona le toma un tiempo diferente cruzar el puente. Cuando dos personas cruzan el puente, la persona más lenta es lo que cuenta en el tiempo de ambos. Estos son sus tiempos:

  • A le toma 1 minuto
  • B le toma 2 minutos
  • C le toma 5 minutos
  • D le toma 10 minutos

¿Cuál es el tiempo mínimo para que los cuatro crucen el puente?

Haz un intento y busca una respuesta al problema.

El asunto de estos problemas es que podemos pensar que son solo problemas de lógica, pero no es así.

La respuesta tradicional es que les toma 17 minutos:

  • A y B cruzan, 2 minutos,
  • A regresa, +1 minuto,
  • C y D cruzan, +10 minutos,
  • B regresa, +2 minutos,
  • A y B cruzan, +2 minutos

Total: 17 minutos.

Pero alguien más puede decir que toma 12 minutos, haciendo un pequeño ajuste a su lógica.

  • C y D cruzan, 10 minutos
  • C o D iluminan el camino para que A y B crucen, +2 minutos

Total: 12 minutos.

¿Solo hay una linterna y el problema insinúa que es importante para cruzar el puente, pero no se especifica nada más.

Lección: Busca en Internet y libros de problemas de pensamiento crítico y juega con ellos. El punto de estos ejercicios no está en resolverlos como un problema de matemáticas, sino con la imaginación y su razonamiento.

Pensamiento colaborativo

Resuelve estos mismos problemas con un grupo de personas: amigos, familia, socios, empleados…

No juzgues la respuesta de nadie a menos que viole una de las reglas explícitas del problema. En parte estos problemas son como juicios legales, tienen huecos que dejan a la libre interpretación algunos puntos.

Ve historias e interpreta

Las historias de éxito y biografías son una lectura obligada para los más inteligentes. No se trata de saber los detalles de su vida, sino su ángulo para resolver problemas. Ejemplos clásicos: Nikola Tesla, Benjamin Franklin y Steve Jobs.

Las historias de emprendedores y las nuevas grandes empresas también dan luz.

Warren Buffet, el inversionista más rico del mundo, hace ejercicios en donde reúne al top 10 empresas de la bolsa de valores en diferentes épocas y luego con el pensamiento crítico explican por qué unas se mantienen, otras desaparecen y otras aparecen.

Toma tu gran idea y aplica lo que has aprendido

¿Tu producto está estancado? Quizás encontrar una nueva forma de promoverlo y distribuirlo puede renovar el interés. Otra solución, reposicionar el producto. Es posible que el producto siga siendo bueno y útil, pero el mercado al que se lo vendes no, así que busca un nuevo mercado.

Existen muchas formas de aplicar lógica a un problema. El pensamiento crítico te ayuda a ver el problema en diferentes ángulos.

Aprende de los mejores vendedores, innovadores, empresarios y copywriters de respuesta directa

Ve los sitios web de empresas que saben que venden como tú quisieras hacerlo. Ve todo lo que puedas de ellos en redes sociales y sus perfiles. Habla con ellos. Busca a sus clientes y ve sus historias.

Una empresa que tiene un proceso de ventas altamente efectivo, ten por seguro que pasó un buen tiempo optimizándolo.

Imita sus mensajes con tu propio producto, para ti. En otras palabras no copies fríamente lo que hacen los demás para hacerlo tú, sino que lo imitas para aprender, en una hoja de papel. Cuando haces esto lo suficiente, las ideas, como palomitas de maíz, hacen pop y salen. No esperes que sea rápido en tu primera vez, en la décima o en la centésima. Ni esperes que con hacerlo exitosamente una vez, ya no lo tienes que volver a hacer.

Mantén una mente abierta

Albert Eistein decía que detrás de la genialidad estaba una insaciable curiosidad.

Es entendible que sí tienes una agencia de diseño web y buscas vender más, veas lo que hacen otras agencias. Hazlo. Pero también ve como lo hacen otros negocios, en otras industrias, relacionadas o no. Encuentra algo que te llame la atención y aplica el pensamiento crítico.

Antes el software (como Office) se vendía en discos. Ahora se venden como suscripciones, como las revistas. Si encuentras una forma interesante de vender tu servicio, fuera de lo normal, pruébala. No cometas el error de pensar que como nadie lo hace así es porque no funciona. Siguiendo estos pasos, quizás, y solo quizás, puedas llegar a aplicar una idea tan buena que no solo te eleve dentro del mercado, sino que te lleve a revolucionar toda tu industria (o crear una nueva categoría).

Resuelve los problemas cotidianos de forma atípica

Eso es, sin tomar en consideración el tiempo y dinero. Cuando estos dos elementos existen, la mente prefiere la comodidad de usarlos para resolver fácilmente el problema. Pero dice Neil Patel, el famoso multiemprendedor, “cuando no tienes estos recursos, es cuando realmente te harás creativo, porque necesitas resolverlo.”

Por ejemplo, Neil dice que detesta manejar un auto. Sin embargo tiene uno, aunque como todos los autos, necesita mantenimiento, gasolina, seguro y demás. ¿Cómo le hace Neil para resolver este problema sin tener que gastar más? Lo da a préstamo a alguien más, a condición de que esa persona pague todo y que lleve a Neil cuando lo necesite.

Tu turno

¿Tienes algún problema o historia importante para ti? Compártela en los comentarios.

 

Artículos relacionados:


Comparte