Cuándo crecer tu negocio

¿Cuándo crecer tu negocio?

Comparte

4 minutos

Por qué las empresas mexicanas no crecen y cómo crecer sin invertir en más infraestructura.

Varios analistas mencionan que la gran mayoría de pequeñas empresas que se crean en México se crean por necesidad.

Esto es, se vieron obligados a crearla al no tener un empleo.

El gran problema de estas empresas es que suelen comenzar subcapitalizadas, pues no hay el suficiente dinero para invertir en el capital necesario para crear un buen prospecto de empresa.

Sumado a esto, la mayoría de PyMEs mexicanas no crecen.

ElPais comparte un pedazo de esta cruda realidad de la mentalidad mexicana de no crecer:

  • Complicaciones legales: “La regulación –“asfixiante”–, la monopolización de los mercados en los que opera, la competencia desleal del comercio informal y el exceso de regulación en el plano laboral y sanitario, que ha crecido en paralelo al tamaño de la empresa[…]”
  • La creciente competencia desleal de empresas que no facturan (mercado informal)
  • El aumento en las obligaciones fiscales, que prácticamente pide lo mismo que a una grande empresa

De aquí surge lo que el artículo llama, “El Síndrome de Peter Pan”:

“Las pymes mexicanas sufren del síndrome de Peter Pan: no crecen porque en paralelo también lo hacen sus obligaciones y la capacidad de extorsión de otros agentes, legales o no”, apunta Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Entonces entre más quiere crecer una empresa mexicana, más complicaciones surgen, dada a una infraestructura económica débil que afecta negativamente al país.

¿Hay solución?

Crecer una empresa a nivel infraestructura no es fácil.

Hay que conseguir más activos, invertir en más personas y posiblemente conseguir más capital mediante inversores o préstamos.

No digo que no sea posible, y sí, en algunas industrias será más complicado porque al gobierno no le gusta demasiado que se compita con sus darlings como Televisa, OHL y EEUU (en temas del campo).

Entonces será más sencillo comenzar redefiniendo el crecimiento.

No lo veremos como conseguir más infraestructura para aumentar la capacidad de producción.

Al contrario, lo veremos como lo máximo que podemos hacer con nuestra capacidad actual. Incluso con apalancamiento, el hacer lo más con lo menos.

Esta solución no aplicará por igual a todos, pero con un poco de creatividad y de buena guía, saldrás adelante.

Las tres formas de crecer una empresa orgánicamente

Son (1) conseguir más clientes, (2) aumentar el tamaño promedio de compra y (3) aumentar la frecuencia de compra.

Si no estás trabajando a capacidad, es buena idea buscar aumentar la ocupación hasta en un 90% de tu capacidad. Esto lo logras usando cualquiera de las tres estrategias.

Veamos tres simples consejos sobre cómo puedes lograr esto.

Conseguir más clientes: Pide a los clientes con quien mejor relación tienes que te recomienden a alguien similar a ellos.

Aumentar el tamaño promedio de compra: Ofrece paquetes en lugar de productos individuales.

Aumentar la frecuencia de compra: Da seguimiento de ventas a tus clientes para conseguir más producto, recordarles que existes y creando promociones especiales para gente con ciertos niveles de compra, el método más típico es el descuento sobre volumen.

¿Estás usando toda tu capacidad ya?

Vaya que no te gusta ponermela fácil, pero aún así hay solución.

Para aplicarla eficazmente hay que redefinir lo que entiendas por competencia.

Yo suelo buscar la forma de encontrar la competencia colaborativa.

Cuando estaba en el sector de moda, varias nuevas marcas eran recelosas de otras, que consideraban su competencia. Es natural que uno quiera toda la atención solo para uno. Claro que esto no siempre pasa.

Pero para alguien de pensamiento estratégico, siempre hay alternativas cuando lo ideal no ocurre.

Ahí afuera existen mercados secundarios, existen productos sustitutos, existen productos innovadores, y existen alianzas estratégicas.

Habrá que analizar un poco más a fondo el cómo usas tu capacidad actual, si recibes muchos nuevos clientes o si recibes muchos clientes repetidos.

Sea como sea, una buena estrategia estará en especializarte un poco más, sirviendo mejor a tus clientes más atractivos y cobrando más dinero por ese servicio superior.

Veamos otras tres simples estrategias.

  1. Si tienes buenos prospectos que no son ideales para ti, haz publicidad para alguien más recomendándolos a cambio de una cuota.
  2. Amplia tu oferta a tus clientes actuales ofreciendo productos especializados relevantes tuyos o de alguien más.
  3. Únete con una empresa que sirva al mismo cliente pero que no sea competencia directa tuya para crear ofertas y promociones conjuntas.

Crecer con marketing estratégico usualmente es la vía más fácil y rápida de aumentar tu riqueza sin aumentar tu infraestructura.

Haz tu empresa más atractiva con mejor marketing

Por cierto, si quieres saber más sobre cómo aumentar tu riqueza, ve las cinco formas de hacerlo en el mini e-book “Los 5 tipos de riqueza” disponible gratis para suscriptores.

Si no eres suscriptor aún, ¿pues qué esperas?

Suscríbete ahora haciendo clic aquí, o aquí o aquí (son todos la misma suscripción).

Por cierto, responiendo al a pregunta del título, ¿cuándo crecer tu negocio? La realidad es que siempre debes estar haciendo algún esfuerzo por crecerlo aunque sea solo un poco. La estabilidad no es buena para los negocios, y en México ahora menos con tanta depreciación del peso con la altísima inflación y la tasa de cambio.

Artículos relacionados:


Comparte