¿Cómo te ayuda o entorpece tu sitio web? Problemas a considerar al hacer tu sitio web

Comparte

7 minutos

Lo primero es que debes tener muchísimo cuidado qué cosas preguntas y de quién tomas consejos.

Este artículo está tomada y adaptada de mi respuesta en Quora.

Hoy en día vivimos en la era del autoservicio-web. Plataformas como Wix te permiten crear un sitio web atractivo tú mismo. Esto elimina por mucho las “barreras de entrada” de empresas que recién dan el salto.

Sin embargo, tener un sitio web eficaz no es así de fácil.

Un problema común en los servicios entre un diseñador web y un dueño de cliente es que el dueño del cliente quiere tener las cosas como le gustan y el diseñador las prefiere como sean tendencia.

¿Y qué crees? Ambos están mal.

Usualmente el interés de un diseñador pues está en el diseño. Muchas veces lo trata casi como una obra de arte donde la originalidad, el apego a las tendencias y la belleza son sus reglas.

Y si de por si esta plataforma es mala, el dueño de negocio suele empeorarla al enfocarse en elementos irrelevantes pero que de alguna manera, al empeorarlos, dañan muchísimo la utilidad del sitio web. Aquí ves cosas desde aspectos de baja prioridad como los colores, hasta críticos como la propia información que promueve el sitio web.

Estas serán tus futura quejas en lo normal.

Lo verás alineado a la estadística de que 9 de cada 10 sitios web empresariales no ayudan ni afectan al negocio. Simplemente es como si no existieran.

¿Y pagaste dinero por eso?

Bah.

Toma a Amazon, por ejemplo. El diseño típico de Amazon es uno que muchos diseñadores calificarían de anticuado y de inmediato sugerirían cambiar el tipo de letra o el diseño de los botones conforme a las formas actuales.

Sin embargo, Amazon hace algo más importante que tener un sitio web original, de apego a las tendencias y bello.

amazon vender conversion

Lo que hace es tener un sitio web hecho para vender.

Amazon sabe muy bien que si es importante seguir las tendencias, es más como un menú donde tú eliges cuál sí y cual no.

Solo que ellos no toman como evaluador el criterio de un diseñador, o el suyo propio. Usan el de las ventas. Hacen el diseño que venda mejor.

El diseñador y ellos mismos son libres de sugerir. Pero aquí la palabra clave. Se hacen pruebas y se comparan resultados.

Mientras que tengas un objetivo así en tu sitio web, siempre ayudará a tu negocio.

He visto sitios web que generan millones de dólares extras en ventas a través de los años con pequeños cambios únicos.

Rara vez estos cambios son relacionados a tipografías y colores.

En lo general estos cambios caen en tres categorías: KISS, copy y persuasión.

KISS en lo particular es una frase de diseño de experiencias popular que significa keep it simple, stupid!

Pero en lo personal prefiero leerlo como keep it stupid simple!

Algunas implicaciones de esta frase son:

  • No digas en 10 palabras lo que puedes decir en 3.
  • No pidas tres clics cuando puedes pedir solo uno.
  • No quieras abarcar todo cuando sabes que solo vendes una cosa bien.
  • Enfócate en una cosa a la vez.
  • Responde al interés del cliente sobre el tuyo. Tu interés siempre aumenta la fricción y la ansiedad de un cliente, lo que reduce ventas.
  • Haz las cosas que quieras que vea el cliente grandes.
  • No generes distracciones de tu propio contenido (relacionado a enfócate a una cosa a la vez).

Por ejemplo, muchos sitios web incluyen sus redes sociales justo arriba, en la cabecera del sitio. Esto suele afectar conversiones negativamente -> esto es, menos ventas.

¿Por qué? Porque cuando tienen un sitio web descrubres que no es tan fácil generar tráfico, y una vez que lo tienes, llegan a ser tan sosos que ellos mismos los invitan a abandonarlo e ir a donde prefieren usar su tiempo, ver Facebook donde recibirán notificaciones de amigos, o Instagram, donde irán a ver qué novedades hay.

El copy es al menos igual de importante que el diseño. Muchas veces es más importante.

Algo irónico que pasa cuando miras el mundo a través de las ventas es que descubres que los diseños que muchos critican como feos, suelen convertir más clientes.

Sin embargo no estoy sugiriendo despreciar el diseño, solo le reduzco su importancia en las ventas.

diseño funcional

En este sentido, te sugiero usar un diseño funcional. Que no sea demasiado vistoso, y que ayude a tu copy a destacar, a ser la estrella del show.

Sé que no estás en el medio y te preguntas, ¿y qué diablos es el copy?

Pues a eso vamos.

El copy es texto promocional

¿Recuerdas el consejo de arriba sobre responder al interés del cliente sobre el tuyo?

Un error que cometen la mayoría de empresas (y con excelentes diseñadores) está justo aquí. No saben un carajo de ventas a través de copy.

Entonces cuando visitas la página “Acerca de Nosotros”, por ejemplo, lees cosas como:

Somos una empresa con más de 10 años en el mercado con un compromiso de servicio y calidad para nuestros clientes.

Esto responde a tu interés y si crees que el cliente quiere saber tu historia y compromisos, estás en un error.

Lo que el cliente quiere saber es qué le ofreces. Un copy mucho mejor sería algo así:

Con 10 años haciendo “cosas” hemos visto de todo, así que entendemos mejor que nadie qué es lo que hace esta “cosa” ideal para ti.

Somos una empresa que invertimos en investigación para ofrecer “la cosa” que te permite resolver tu problema de la forma más satisfactoria, fácil y creemos tanto en esto que te lo garantizamos.

Así que no tienes nada de qué preocuparte. De hecho, nos gustaría que lo probaras antes de si quiera pensar en comprarlo, ¿esto sería atractivo para ti?

Pues continuemos…

Responde al interés del cliente

Un sitio web no es más diferente que una antigua carta de ventas enviada por correo tradicional. Usando esas cartas se han vendido miles y miles de millones de dólares en suscripciones y de otros miles de productos, pero un diseñador se podrá burlar de lo anticuado que es, habiendo Internet. No lo es.

carta de ventas del billete de un dólar

De hecho, en la mayoría de los casos lo ideal es que lleves la relación con el cliente fuera de Internet tan rápido como te sea posible. Una vez establecida la confianza, es más rentable vender por teléfono que por una página, por ejemplo.

Entonces usas el sitio web para asentar esa confianza y no para vender.

Encontrar el balance adecuado requiere mucha investigación por tu parte o el asesorarte con un conversionista, “experto en conversiones” — y eso no es económico.

Pero bueno, cuando haces las cosas bien puedes llegar a multiplicar por diez tus resultados, dependiendo del producto.

He tenido clientes hasta del otro lado del mundo (Australia) y en lo general, sobre todo los más novatos, ven en el sitio web una “forma mágica de ventas”. Pues creen que solo tenerlo es casi garantía de que todos lo van a ver. Y así, solo se enfocan en optimizar palabras clave en Google y el resto…

Muchos piden incluso hacerlo todo gratis. No quieren pagar por diseño, por publicidad ni nada. Si Wix permite tener un sitio web gratis, ¿para qué pagar?

baja calidad

No es de sorprender que en el 99% de los casos (con margen de error del 1%), estas cosas los lleva a controlar tan bien su negocio como un tren descarrilado.

El elemento de persuasión es lo que hace tu sitio web efectivo

Este elemento incluye de todo, desde aspectos en imagen hasta en copy.

Su objetivo es simple: hacer que la gente tome la acción que deseas.

Su palabra clave es una: influencia.

Su lado oscuro es: manipulación.

Probablemente el elemento de persuasión más conocido y popular es la prueba social. Cuando muestras tu página de Facebook con 10 mil likes, estás dando confianza al que te ve que mucha gente acepta quien eres y lo que haces. Su ansiedad se reduce, esto a su vez reduce la fricción, y su confianza aumenta.

Cuando muestras una imagen antes/después muestras que alguien más ya probó su solución con éxito. La ansiedad se reduce, esto a su vez reduce la fricción, y su confianza aumenta.

Las principales quejas

Es que muy pocos diseñadores o gente que te hace un sitio web sabe de “estas cosas” y el riesgo de que tu negocio sea parte de los 9 de cada 10 cuya presencia pasa de noche, es muy alto.

Las cosas tienen un precio. Si lo haces tu mismo, con asesoría, es mucho más económico que pagando a un equipo que haga casi todo por ti. En este último caso los precios que he visto van desde los 30 mil dólares hasta el millón.

Hay muchas opciones y caminos para tener una presencia web provechosa.

Un consejo KISS no solicitado

Antes de hacer cualquier cosa, asegúrate de que hay una audiencia en Internet relevante para ti a la que puedas dirigir a tus rumbos virtuales.

No todos los negocios se beneficiarán por igual de la web y no porque el cuñado de la tía vende teléfonos en Internet significa que podrás vender maquinaria industrial con la misma facilidad y los mismos costos de promoción.

¿Quieres más?

Si te gustaría estar mejor informado te sugiero te suscribas y descargues gratis el mini-reporte Plan de Marketing de 3 Pasos aquí: Suscríbete ahora y recibe contenido exclusivo.

Artículos relacionados:


Comparte