Cómo ser percibido como un experto

Cómo ser percibido como un experto

Comparte

3 minutos

Principios sencillos que puedes utilizar en tus mensajes para que sean más claros y entendibles para tu audiencia y clientes.

Al final del día, a todos nos gusta entender de qué nos hablan, ¿verdad?

Es algo que me pasa seguido con los ingenieros.

Existen decenas de especialidades en ingenierías, y todos suelen hablar como si yo fuera igual de especialista que ellos en su campo.

Cuando juntamos ingenieros con CEOs, este suele ser un GRAVE problema.

Lo último que quiere el CEO (el gerente general) o cualquier otro “tomador de decisiones” es parecer un estúpido ante ti. Y así lo haces ver cuando le hablas como si fuera igual de experto que tú en lo que haces.

Las implicaciones que hace esto son varias. Nace la desconfianza, el CEO no sabe si le quieres ver la cara de…, no hay buena comunicación, y la preferencia ante otro ingeniero con el que no se sienta así aumenta.

Esto no pasa solo con ingenieros. Pasa con médicos, contadores, mecánicos, diseñadores web y prácticamente cualquier otra profesión y oficio que tiene su propio lenguaje.

Si tú tienes este problema, pues no te preocupes, hay una solución.

El problema quedará resuelto en este mismo correo.

La solución es esta.

Asume que todos los que están fuera de tu área de especialización tienen 6 años de edad y tu trabajo e ingreso para sostener a tu familia dependiera de hacer que ese malcriado entienda todo lo que dices.

Claro, dejarás de lado palabras como chiquitín o mequetrefe, y así también dejarás de lado toda palabra que le haga verte como aquella novia cuando le preguntaste, “¿estás segura de que es mío?”

Ese es uno de los “grandes secretos” de los mejores redactores publicitarios del mundo.

En inglés existe una escala que se llama “Prueba de legibilidad de Flesch-Kincaid” que evalúa que tan fácil de leer es un texto.

Cuando escribes en inglés, el mismo MS Word lo tiene puesto en sus analíticas del documento.

Uno de los mejores redactores de respuesta directa en EEUU me sugirió cuando yo era un simple aprendiz que mantuviera el nivel alrededor al quinto grado de primaria.

El problema es que esta escala no sirve igual en español y da resultados erráticos.

El inglés es un idioma más simple y concreto que el español por lo general y además, las palabras en español tienden a ser un poco más largas, lo cual también influye en el cálculo.

Desafortunadamente no existe ninguna escala que puedas usar en español para evaluar tus textos con la misma confianza que uno lo hace en inglés.

La única opción que tienes es hablarlo con alguien que no entienda ni jota de lo que haces y te entienda.

Para lograrlo, te sugiero:

  • Usa oraciones cortas la mayor parte del tiempo.
  • Utiliza analogías y metáforas.
  • Utiliza historias para introducir un concepto o probar una idea.
  • Lee partes de libros orientados a jóvenes de no más de 14 años para que tengas una buena guía de cómo debes comunicarte. Pero tampoco exageres leyendo cuentos para niños de 3 años, eh, aunque igual puede ser bueno para hacer un buen eslogan.
  • Si usas una palabra o frase técnica, como redacción publicitaria, que tu audiencia no necesariamente entenderá al instante, explícala inmediatamente después. 

Por ejemplo, “cuando haces redacción publicitaria, que escribes para convencer pues, tienes más posibilidades de mantener a un lector amarrado de los ojos para que siga leyendo esta línea y…

Esta línea también.”

Aprender a comunicarte como los mejores redactores publicitarios tiene muchísimos efectos positivos en tu trabajo.

Si te esfuerzas un poco lograrlo verás:

  • A más clientes les gusta consultarte dudas
  • Tus mensajes se leen más
  • Tus conferencias, pláticas serán más amenas
  • Tus páginas de producto serán más eficaces para vender (recuerda que no aplica tanto así cuando vendes a gente que entiende perfectamente tu vocabulario, pero es que tampoco todos saben lo mismo que tú, pueden ser aprendices también, así que en este caso combina las dos cosas)
  • Cuando pretendas vender, generarás más interés y deseo
  • Serás percibido como “más humano” y por lo tanto, tu audiencia se identificará mejor contigo
  • Pues todo esto lleva a que vendas más

Hasta aquí la lección del día.

Ahora viene una pequeña publicidad.

Tengo un libro publicado en Amazon Kindle que te ayuda a comunicarte como un buen redactor.

No solo eso, también te muestra cómo vender fácilmente usando ese estilo.

Así que si quieres hacerte la vida más fácil, ser más interesante y poder hablar con quien sea de lo que sea, sin parecer arrogante o presuntuoso con tanta palabra y frase rebuscada que usas de libros de estilo escritos en el siglo 19, adquiere este libro.

El libro se llama, Palabras Que Venden y lo puedes leer en tu dispositivo digital.

Empieza ahora y vuélvete un verdadero experto antes que tu peor enemigo.

Artículos relacionados:


Comparte